¿Cómo se mantienen los misioneros de SIM?

SIM es una misión de fe. Esto significa que los misioneros reciben apoyo en oración y de forma financiera de iglesias, amigos y otros que creen en sus ministerios.



SIM no provee los fondos. Te ayudamos en todo lo que está a nuestro alcance, para que puedas llegar al campo de misión. Cada misionero levanta sus propios fondos y apoyo de oración.