China

china

Bienvenidos a China, una nación cuyo territorio es casi del tamaño de Canadá y alberga a un quinto de la población mundial. En tiempos de Nabucodonosor, la antigua ciudad de Xian en la provincia de Shaanxi, era la capital de China y la más grande en el mundo. Durante el tiempo de Marco Polo, Xian llamó la atención de todo el mundo. El “Camino de Seda”, llevaba la preciosa seda china a Roma, Constantinopla y Jerusalem. También trajo el budismo y el cristianismo a China. Actualmente atrae a millones de turistas de todo el mundo.

Visión de Ministerio

Por fe, vemos que Dios se ha glorificado en el establecimiento de una iglesia al oeste de China. De esta manera, se puede llegar a los no alcanzados.

Ministerio actual de SIM

En la mayor parte de Bangladesh, el arsénico contamina el agua potable. Cantidades excesivas de arsénico en el agua producen problemas de salud como manchas en la piel y cáncer.

Como respuesta a la crisis de envenenamiento por arsénico, SIM creó el Proyecto de Alivio y Conocimiento de Arsénico. Este programa provee de educación y entrenamiento para aquellos que viven expuestos a los efectos de la contaminación por arsénico. Esto se hace a través de folletos  y pequeños grupos donde se enseña. A través de este proyecto SIM investiga cuales son los mejores medios para erradicar el arsénico de las casas. Este proyecto ayuda al gobierno y otras agencias porque implementa las soluciones para la contaminación en ciertas áreas.

El trabajo progresivo de SIM en cuanto al trabajo del arsénico, llegó a las metas numéricas establecidas por el gobierno de Bangladesh. La primera de ellas era que las personas supieran cual era el riesgo del agua potable con mucho arsénico. Se dirigieron reuniones informativas en distintos formatos. Se enseñó en colegios, municipalidades, cafés. Nuestra meta era tener 65 reuniones, pero tuvimos 99 con más o menos 1900.

Nuestra segunda meta era proveer soluciones para las casas que usaban agua contaminada con arsénico. Somos afortunados al tener en nuestra ciudad una buena calidad de agua filtrada que puede hacer desaparecer el arsénico. El filtro se llama SONO y cuesta 32 dólares. El filtro puede producir 150 litros de agua diariamente. El filtro puede ponerse en una cocina o en cualquier otro lugar apropiado. Nosotros subsidiamos el valor para que solo cueste 8 dólares.

Nuestra meta era proveer de 100 filtros,  pero fueron 130, beneficiando a 1300 personas.

Debemos orar porque la solución al problema del arsénico continúe. Por aquellas personas que están enfermas por tomar agua contaminada. También oremos por los misioneros de SIM, porque ellos conozcan las necesidades de sus vecinos, físicas pero también espirituales.

Oremos por:

  1. Porque los cristianos de todo el mundo tengan un llamado a alcanzar a los millones de chinos  de oeste, quienes necesitan de escuchar el Evangelio.
  2. Por un ministerio a corto plazo y equipos de oración que puedan ir a China para poder experimentar y regresar a sus hogares con una nueva pasión por este país.
  3. Por un movimiento de oración enfocado en China.
  4. Por los programas radiales chinos, que se emiten en chino y otros idiomas efectivos para presentar el evangelio. Además, se necesita literatura y otros medios traducidos, impresos y distribuidos.
  5. Por los cristianos chinos han, para que sean movidos por el Espíritu Santo a alcanzar a los musulmanes y tibetanos, particularmente en el oeste de China.
  6. Por cristianos con habilidades de marketing para que estén preparados para dejar sus lucrativos trabajos y dedicarse a trabajar en China, permitiendo que Cristo sea visto en sus vidas.
  7. Por profesores de inglés, que son necesitados en muchos colegios, institutos y universidades en todo China Occidental.