Declaración de Fe de SIM

Aquellos que sirven con SIM están comprometidos con las verdades esenciales del cristianismo bíblico. Estas incluyen lo siguiente:

DIOS

Hay un solo Dios el cual existe eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios es el Omnipotente Creador, Salvador y Juez quien gobierna todas las cosas de acuerdo con su soberana voluntad y está cumpliendo sus propósitos en la creación y en la Iglesia para su gloria.

EL PADRE

Dios el Padre es la fuente de todo lo bueno. Él inicia la creación y redención y la completa a través de Su Hijo y del Espíritu Santo.

LA PALABRA ESCRITA DE DIOS

La Biblia, que contiene el Antiguo y Nuevo Testamento, es la Palabra de Dios escrita, que reveló su carácter y propósitos a todos los pueblos. Es la autoridad final en todo lo relacionado a creencias y comportamiento. El Espíritu Santo inspiró a los autores humanos de la Biblia para que todo lo escrito sea totalmente confiable e inequívoco.

LA RAZA HUMANA

La humanidad es la cúspide de la creación de Dios en la tierra, llevando Su imagen, diseñada para tener una relación con Él y siendo el objeto de Su amor redentor. Todos han pecado, dando como resultado culpa, muerte y aislamiento de Dios, así como en el deterioro de cada aspecto de la naturaleza humana. Las personas son incapaces de salvarse a sí mismas del castigo por el pecado y del dominio de Satanás.

JESUCRISTO

Jesucristo, siendo completamente Dios y completamente humano, entró a la historia como Salvador del Mundo. Fue concebido por el Espíritu Santo, nació de una virgen y vivió una vida ejemplar sin pecado en perfecta sumisión al Padre y en buenas relaciones con los demás. Él murió en una cruz, resucitó corporalmente y ascendió al cielo donde aboga por su pueblo y está exaltado como Señor sobre todas las cosas.

SALVACIÓN

La muerte sacrificial de Cristo, con la cual llevó el castigo que corresponde a los pecadores, es la única y suficiente provisión de Dios para la salvación de la gente de toda cultura y edad, expresando así Su amor y satisfaciendo Su justicia. Por la gracia de Dios, el pecador arrepentido, al confiar solamente en el Señor Jesucristo como Salvador, es reconciliado con Dios, y es adoptado por el Padre en Su familia y recibe vida eterna.

EL ESPÍRITU SANTO

El Espíritu Santo hace efectiva la obra de Cristo para los pecadores, dándoles vida espiritual e incorporandolos a la Iglesia. Él habita en todos los creyentes, los capacita para amar, servir, testificar y obedecer a Dios. Además, los equipa con dones y los transforma para ser cada vez más como Cristo.

LA IGLESIA

La Iglesia universal está formada por todos los que han nacido del Espíritu Santo. Encuentra su expresión local en comunidades de creyentes llamados por Dios para adorarle, tener comunión, proclamar el evangelio y hacer discípulos entre las naciones, reflejar el carácter de Dios, involucrarse en obras de compasión, luchar por la verdad, la justicia y realizar el bautismo.

EL MUNDO ESPIRITUAL

Los ángeles son seres espirituales que glorifican a Dios, lo sirven y ministran a Su pueblo. Satanás es un ser espiritual que fue creado por Dios, pero que cayó porque pecó. El diablo, junto con otros espíritus malignos, son los enemigos de Dios y de la humanidad. Este ha sido derrotado por la obra de Cristo, está sujeto a la autoridad de Dios, y tiene condenación eterna.

EL FUTURO

El Señor Jesucristo regresará visiblemente a la tierra en gloria y consumará Su triunfo final sobre el mal. Dios hará todo nuevo. Los muertos serán resucitados y juzgados. Los no creyentes sufrirán castigo eterno y la separación de Dios. Los creyentes entrarán a una vida de gozo eterno en comunión con Dios, glorificándole eternamente.

Categoria: