Errores comunes sobre el llamado misionero

  1. Confundir la carga y el llamado. La carga es la pasión y el deseo, mientras el llamado es la convicción de ir.
  2. Tomar pasos por emoción y no en el tiempo y la forma de Dios para cumplirlo.
  3. Tener expectativas no realistas o “románticas”, que, al enfrentarse con la realidad, terminan en desilusión.
  4. Confiar en el solo hecho de tener el llamado, sin preocuparse por la correcta preparación.
  5. Inferir que nuestro llamado garantiza la provisión divina. Tu pasión por las misiones debe llevar a los demás a apoyarte en lo espiritual y económico.

Por Brad Walz,

sirviendo en la Asambleas de Dios

Jóvenes en mision
Categoria: