¿Por qué celebrar 125 años?

Juntos como amigos y socios de SIM este 2018 celebraremos nuestro aniversario. Celebrar es un ritmo natural en la vida al que Dios invitó a Su pueblo a tener en el Antiguo y Nuevo Testamento.

La primera muestra de que Dios quiere que Su pueblo celebre y organice festividades está en Éxodo 5:1. Dios habló al faraón por medio de Moisés, “Así dice el Señor, Dios de Israel: 'Deja ir a mi pueblo para que celebre en el desierto una fiesta en mi honor'”. De hecho, el primer milagro de Jesús se realizó en una boda, que es una celebración.

En Hechos, vemos a varias personas partir el pan de casa en casa. ¡No es difícil imaginar la atmósfera de alegría cuando estos pecadores salvados por Su gracia, de diversos contextos, se convirtieron en uno en Cristo alrededor de la mesa!

Entonces, ¿por qué celebramos hoy? Al igual que los israelitas y la Iglesia primitiva, celebramos para reconocer que Dios está comprometido y está haciendo cosas increíbles en y para nosotros.

Celebramos porque en los últimos 125 años, cuando todo era oscuro e incierto, cuando las bombas caían o la tierra sacudía, cuando las inundaciones aumentaban o el hambre se extendía, cuando las multitudes se acercaban o los amigos huían, cuando la verdad se atenuaba y la falsedad deslumbraba, en todos éstos, Dios nunca nos falló.

Como el salmista, decimos: “Es bueno dar gracias al Señor, cantar alabanzas al Altísimo.” ¡Vengan, celebremos a nuestro Dios!

Dr. Joshua Bogunjoko, director internacional de SIM

 

Dr. Joshua Bogunjoko
Aniversario de SIM