Dios revela la misión de la familia

La familia encuentra no solo su propia identidad en el plan de Dios, sino también su misión, lo que puede y debe hacer. Cada familia tiene un llamado que no puede ser ignorado y que especifica tanto su dignidad como su responsabilidad. Para lograr el pleno florecimiento de su vida y misión, el matrimonio debe practicar un intercambio cariñoso de pensamiento y deliberación común, así como una cooperación entusiasta como padres en la educación de sus hijos. La presencia activa del padre es muy importante para su formación. La madre también tiene un papel central en el hogar, ya que los niños, especialmente los más pequeños, dependen de ella de manera considerable. La esencia y el papel de la familia están especificados por el amor. Cada tarea particular de la familia es una expresión y actuación concreta de esa misión fundamental. Las 4 tareas generales para la familia son:

  1. Formar una comunidad de personas
  2. Compartirstrong vida y Verdad en su núcleo familiar
  3. Participaren el desarrollo de la sociedad
  4. Compartir en la vida y misión de la Iglesia de manera local y global.
Familias Misioneras