Todo el mundo se va

“He vivido una vida muy privilegiada, pero heexperimentado mucha tristeza”, dijo un HTC de 25 años.

“Por un lado, nunca he perdido a un familiar cercanoni amigo por la muerte, pero sí he tenido que decir adiósa más gente de la que puedo recordar. Invertir tiempo yesfuerzo en amistades solo para perderlas más tarde,una y otra vez, nos apaga. En varias formas, he perdido laperspectiva de que las cosas que perduran”.

“Hace poco, me mudé para ir a la universidad y unaamiga muy cercana se enojó conmigo por alejarme deella; una acción preventiva para minimizar el dolor queyo sabía que vendría. Honestamente, sigo creyendo queeventualmente vamos a perder el contacto, porque todoel mundo sigue su propio rumbo. Todos se van, es lo quehe experimentado”, dijo un HTC de 18 años.

“Nunca me gustó decir adiós a amigos o familiarescomo HTC. Siempre fue una lucha e incluso actualmentetodavía es un poco difícil para mí. Siempre deja un granagujero en mi corazón, pero es un sacrificio por el cuallos HTC pasan”, dijo una HTC de 19 años.

Tanya Crossman, autora del libro “Incomprendido:El Impacto de Crecer en el Extranjero en el Siglo XXI”,encontró que la frase más común en los HTC queentrevistó fue: “todo el mundo se va”.

Muchos HTC viven un estado constante de condicióntemporal. Los extranjeros adultos pueden estar muy deacuerdo con esto también; sin embargo, en el caso delHTC, es un fundamento emocional.

Un sentir transitorio, ya sea por el lugar o por lasrelaciones interpersonales, o por ambos; es unaley de vida que aprende en su niñez que afecta suentendimiento del mundo entero. Es parte de la realidadque aprendieron durante sus años formativos, y luegocomo adultos continúa impactando las expectativas quetienen de la vida.

Fin
Hijos de la Tercera Cultura
Categoria: