Soluciones prácticas frente al estrés en una crisis

  • Identifica el problema y la fuente de estrés. Obviamente todo se debe a la crisis, pero ¿qué parte de la crisis te está afectando más?
  • Evalúa cómo estás lidiando (evitándolo, enfrentándolo). ¿Cómo te está afectando emocional, física y espiritualmente?
  • ¡Aprende a descansar! Descanso diario, semanal.
  • Respeta tus horas de sueño y ten una alimentación saludable.
  • Practica algún ejercicio físico.
  • Ten tiempos y actividades de sano entretenimiento: películas, deportes, algo que te guste hacer que no sea trabajo.
  • Aumenta tus tiempos con Dios. Y analiza regularmente tus motivaciones en el ministerio.
  • Ayuda a otros, incluidos los líderes y los que apoyan la obra, a lograr lo mismo. ¡Distingue entre lo urgente y necesario!
  • Acepta que no puedes complacer o ayudar a todos. Aun Jesús no curó a toda la multitud.
  • En lo posible, mantén una agenda y evita posponer o dejar para el último lo que tienes que hacer.
  • Ten siempre a la vista tu propósito y objetivos. Elimina la mayor cantidad posible de presiones externas que no son realistas.
  • Reconoce que la obra de Cristo te ha hecho eternamente aceptable para Dios y no tus obras.
  • Mantente informado de las noticias globales y locales, pero si te afecta, pon un límite cuánta información leerás.
  • Ten alguien con quien compartir tus problemas (consejero, amigo cercano, líder).
Salud mental
Salud Mental
Categoria: