Peruanos aprenden sobre el agua potable y el Agua Viva

Las enfermedades que amenazan la vida a través del agua, están siendo abordadas por una asociación donde están un ingeniero de agua, un dentista, una enfermera y un evangelista en partes remotas de Perú.

Las enfermedades afectan a muchas personas en las aldeas de los Andes, pero los niños, y especialmente los niños más pequeños, son particularmente vulnerables. Los parásitos que se esconden en el agua potable causan una variedad de molestias que incluyen anemia, desnutrición y malestar estomacal. Todos ellos pueden afectar el desarrollo físico y mental de los niños.

Pero en la región de Apurimac, no lejos del histórico sitio del patrimonio mundial de Macchu Picchu, la ingeniera de agua de SIM, Lizzie White, ha iniciado un proyecto de capacitación diseñado para combatir estos problemas y mostrar cómo el agua viva de Jesucristo puede transformar vidas.Trabajando a través de un grupo de iglesias, ha capacitado a enfermeras, funcionarios del gobierno local, profesionales del agua y otros sobre cómo combatir los parásitos.

"Lo más emocionanete ha sido ver la capacitación utilizada en el campo. Una de mis colegas de SIM, Erin Conway, es dentista y una vez al mes lleva una clínica móvil a las aldeas en las que estamos trabajando. Mientras las personas ha estado haciendo cola para verla, una de las enfermeras que ha realizado la capacitación, Esther Valenzuela, ha estado explicando los peligros de los parácitos. Hace que imaginen que una gota de agua es el tamaño de la gran lona azul que tiene delante y luego usa modelos para mostrar los parásitos a escala".

Lizzi White, ingeniera de agua de SIM

Una vez que entienden eso, ella les dice cómo pueden proteger el manantial que usan para beber, cómo pueden desinfectar su depósito, cómo pueden mantener su sistema de agua adecuadamente y muchas otras formas de garantizar que el agua esté limpia.

Mientras habla con algunos de ellos, el evangelista Cesilio Huamannawi, de 70 años, se sienta con otros y abre la Biblia.

Cesilio hace el paralelo entre el agua limpia y el agua viva de Jesús, pero Lizzie también le ha mostrado dónde la Biblia habla de la necesidad de una buena higiene. Busque Deuteronomio 23:12-13 y verá lo poderoso que puede ser.

Lizzie dice: "Es genial poder mostrarle a la gente que Dios se preocupa por su salud e higiene".

Ore por:

  • El ministerio de Lizzie para informar a muchos sobre la buena higiene y la promesa de salvación.

  • Los esfuerzos de evangelización de Cesilio.

  • El servicio de Odontología de Erin.

  • El cuidado del ministerio educativo de Ester para abrir una puerta al evangelio.

Artículo original por sim.org