Dar con las dos manos

Los No Alcanzados deben ser importantes para la iglesia porque este es el corazón de Dios mostrado en Su Palabra.

“Dios nos invitó a nosotros a ser parte de su equipo en hacer crecer Su Reino”, dijo Raúl Vázquez, pastor cubano sirviendo en Quito Ecuador.

No tenemos que viajar hacia los países no alcanzados porque Dios está permitiendo que vengan los no alcanzados hacia nosotros. Mientras Dios llama gente a los países no alcanzados, debemos alcanzar también a los que Dios está enviando a nuestro vecindario.

“Solamente hay que levantar los ojos y mirar que ya está lista. La cosecha puede ser en tu localidad”, dijo Raúl. “Entonces nosotros como iglesia debemos de estar con los ojos mirando hacia arriba, mirando lo que el Señor está diciendo”.

Nosotros debemos de alcanzar a las personas en nuestro alrededor de distintas naciones.

“La iglesia tiene que orar, y tiene que salir a las calles. Caminar sin propósito es muy difícil, pero el propósito de Dios es para todos, Él pagó con la sangre de Jesús para llegar a ellos”, dijo Raúl.

El Ps. Raúl, junto con su iglesia en Cuba, abrieron sus ojos para ver. Dios les iba enseñando a diario a involucrarse con muchas personas y vinieron tantos jóvenes a la iglesia, como vecinos y otros.

Empezaron a movilizar a la iglesia hacia la Misión.

“Los adolescentes iban a la iglesia temprano los sábados para irse con los misioneros que estaban alrededor de la iglesia y se les sembró a ellos, se les sembró a los niños, a los jóvenes y a las familias”, Raúl dijo.

Dios les dio las herramientas necesarias: la gente y la economía.

“La iglesia necesita caminar y dar con las dos manos. La mano izquierda hace la misión local, pero la mano derecha hace la misión global”, Raúl dijo.

Es una tarea fuerte despertar a la iglesia hacia los no alcanzados y que reconozcamos que hay muchos que están a nuestro alcance.

no alcanzados
No Alcanzados
Categoria: