Blog

28 Ene 2020
Dos imágenes: Una taza de cafe y la otra muestra una mujer teniendo una llamada telefónica.
  • Prepara una reunión en la iglesia para los familiares de obreros. Una noche de conversaciones donde puedan disfrutar de un café y solo hablar.
  • Llámalos y preguntarles cómo están.
  • Acompáñalos al doctor y a los distintos chequeos médicos. En caso de que uno de ellos se encuentre mal de salud, ofrecerse para llevarlos a donde necesiten.
  • Asístelos en reparaciones del hogar: cambiar un foco, arreglar un lavatorio, pintar una habitación, colgar un cuadro, y todas las cosas que ya no están en situación de hacer.
  • Visítalos para conversar.
27 Ene 2020

Hacer varias tareas a la vez puede lucir muy productivo, pero reconozco que debería llamarle mala mayordomía. No me refiero a escuchar música mientras limpio el piso y tengo la cena en el horno. Me refiero a sacrificar los regalos que Dios me ha dado en el altar de la productividad. La mirada de mis hijos y mi esposo, mi atención al encanto de sus sonrisas, el regalo de una conversación y el gozo de disfrutar el ahora. Todas esas cosas se desperdician por chats, correos y afanes que me hacen creer que son urgentes y quieren entronarse en el trono de mis prioridades.

27 Ene 2020

Cuando era joven acostumbraba a recorrer las colinas cercanas a nuestra casa en el sur de California. Uno de mis juegos imaginarios favoritos era luchar con las masas de cactus atrincheradas, usaba un palo como si fuera mi sable. Pero, sin importar cuántos golpes le daba, o cuantos pedazos arrancaba, sencillamente no podía acabar con esa planta. Estaba muy bien diseñada para el ambiente seco y desértico: poseía una capa cerosa protectora para mantener los preciados fluidos dentro, y unas púas muy afiladas para mantener a los predadores fuera. De hecho, era una planta muy resistente.

27 Ene 2020

Desarrollar una visión puede ser un trabajo difícil (pero no tiene que serlo). Tomará un poco de reflexión y cuidadosa oración, y probablemente un poco de atención enfocada e interacción con otros en el equipo. ¿Entonces vale la pena? Aquí hay tres razones para seguir adelante e invertir tu tiempo, energía y oración en compartir la visión a tu grupo pequeño.

27 Ene 2020
Caminando con la Familia Extendida

Denis y Marcela son una pareja de esposos que sirve en Papúa Guinea. Ellos cuentan la paz que sienten al saber que sus papás forman parte de los grupos que mantiene el Departamento de Cuidado Integral de FEDEMEC, y que están siendo cuidados.

“Queremos compartir con ustedes cuán importante es ese apoyo a nuestros padres”, mencionan en un video de testimonio.

“Creemos que ellos sufren cuando nosotros tenemos que irnos y despedirnos, y creemos que es muy importante que se les acompañe.

27 Ene 2020
Compartiendo las buenas prácticas en el cuidado a los familiares del obrero

Si bien esta es un área que aún no ha sido tan explorada por las iglesias y agencias en Latinoamérica e incluso, en el mundo, uno de los pioneros en hacerlo es la agencia Fedemec en Costa Rica. Alexandra Mantilla es la directora del Departamento de Cuidado Integral, y compartió cuáles son las prácticas que el ministerio ha implementado para acompañar a los familiares de los misioneros.

27 Ene 2020
Jeimmy León, misionera colombiana a punto de salir al campo

Siento nostalgia por dejarlos. No es fácil despegarse de la familia. Por ahora me voy un mes, pero sé que vendrá el momento en que partiré por largo tiempo y será más fuerte separarnos. Oro y pido al Señor que los cuide, que se encargue de ellos, de su salud, de llenar el vacío que sienten cada vez que me voy.

27 Ene 2020

En una época como ésta, ¿cómo logramos que exista el trabajo en equipo?:

  1. Entendiendo que todos somos distintos:

    Cada uno de los que pertenecen a tu equipo son distintos, llegan al equipo con sus fortalezas, debilidades, cultura, trasfondo, aptitudes y actitudes únicas, no esperes que por estar en el equipo todos deben actuar de la misma manera.

27 Ene 2020
Ellos cuidándolos significaba que yo podía venir

¡El cuidado a la familia del misionero es realmente importante! Ellos cuidando de mis papás significaba que yo podía estar aquí. Si no hubiera habido ayuda para mis papás, no creo que hubiera podido quedarme aquí. De hecho, después de que mi papá sufrió el derrame cerebral, yo estaba convencida de que no iba a venir a Perú, pero mis papás me dijeron NO, debes ir.

27 Ene 2020
¿Ahora quieres irte de nuevo?

La primera vez que salí al campo fue a la selva en mi país. Obviamente dejé a mi familia, mi madre y mis hermanos. Creo que no les afectó mucho.

Antes de salir al campo, Dios ya me estaba preparando en un seminario, en donde estuve estudiando ahí mismo (internada) y solo regresaba a casa los fines de semana para poder servir en mi Iglesia. Los tres años los pasé prácticamente fuera de casa, así que, creo que no fue tan difícil para mí y para mi familia desprendernos.

Páginas