22. Misiones en Paises de Acceso Restringido

Introducción

No hay persona, ni lugar del mundo al cual Dios no quiera llevar Su mensaje de arrepentimiento y perdón en Cristo. Y a Él ningún país se le puede resistir, por más que lo intente. Por amor a ellos, tú fuiste llamado a un país de acceso restringido. Nuestro Dios es especialista en romper barreras y esquemas de todo tipo y Su poder no puede ser detenido por ningún gobierno de este mundo ni por el poder de las tinieblas. Todos aquellos que piensan que pueden burlarse o blasfemar el nombre de nuestro Dios recibirán un castigo, dice la Palabra. Sin ir muy lejos en el tiempo o la distancia, podemos observar a los poderosos gobernantes y dictadores de países altamente peligrosos para la proclamación del Evangelio ser aquejados por algún cáncer o ser asesinados brutalmente. Es que a pesar de los gobiernos más cerrados y crueles que existan sobre la tierra, Dios quiere que todas las naciones puedan escuchar de Él y glorificar Su nombre. Trabajar como misionero en países de acceso restringido constituye un gran reto en tu llamado, porque tus convicciones deben ser lo suficientemente firmes y fuertes en Dios y en su Palabra, como para que puedas hacer frente a los desafíos y tensiones de un trabajo como este.

Objetivos

  • Que puedas entender más sobre las grandes religiones de las regiones que son consideradas restringidas al Evangelio, como son Medio Oriente, Asia, África; y cómo llevar a Cristo entre ellos.
  • Que tengas ideas claras de los desafíos, peligros y oportunidades que esas regiones presentan para un misionero latino.
  • Que sepas cuán importante es la seguridad en este tipo de trabajo misionero, y la fuerte lucha espiritual que has de enfrentar en esos lugares.

Indice

  • Las Grandes Religiones de las Zonas Restringidas
  • Otro Tipo de Países Restringidos
    • La Espiritualidad Oriental
  • Conociendo el Islam
  • Misioneros Musulmanes a las Naciones
  • El Hinduismo
    • ¿Cómo Entrar?
  • Una Fuerza Escondida
  • Oposición Espiritual
  • El Riesgo es Constante