En tiempos de crisis mundial

Para los misioneros, la pandemia del COVID-19 ha traído decisiones increíblemente difíciles, eligiendo quedarse o irse, sopesando las repercusiones de cada decisión. “Hace 2 semanas cerraron el internado, y mis hijas tuvieron que despedirse apresuradamente de sus amigos; algunos se fueron del país, y otros no lo lograron. Cada país maneja diferente esta situación, por lo que no sabemos cuándo o si volverán a ver a sus amigos este año escolar. Nosotros nos quedamos en cuarentena aquí”, dijo Jenilee G., escritora del blog ‘Nuestro Viaje Victorioso’, actualmente sirviendo en el Este de África. 

 

¿Qué se puede hacer en estos tiempos de crisis? 

 

Es difícil responder esta pregunta, pero Jenilee tiene una lista que le ha ayudado durante este tiempo: 

 

1. El miedo es real: Conversen sobre ello. Deja que tus HTC se abran al respecto. Escúchalos. No minimicen ni exageren el problema. Y luego, busquen y compartan información real y oficial. Lloren lo que sea necesario. 

 

2. Antiguas y nuevas costumbres: Mantengan, en lo posible, las cosas tan normales: vestirse, limpiar la casa, preparar la cena, lavar la ropa, organizar lo que dejaron pendiente, etc. Pero, también descansen, no se saturen de noticias en las redes sociales. 

 

3. Escuela en casa: Traten de mantener las cosas simples, no sobrecarguen al HTC, recuerda que estudiar en casa, no es igual a un día escolar normal. Pide ayuda a otros padres o maestros si es necesario. 

 

4. Ayuden en lo que puedan: junto con tu HTC pueden preparar paquetes de aseo o loncheras para la gente que lo necesita. La generosidad, la gracia, el amor, y las cosas pequeñas suman de manera poderosa durante una crisis como esta. 

 

5. Autocuidado en familia: ¿Es necesario hablar con un consejero? ¿Tus HTC necesitan alguien con quien hablar? Esta experiencia, puede ser muy traumática. Ayuden de manera proactiva a tus hijos a cuidarse bien en este momento. ¿Cómo va tu matrimonio? ¿Estás alimentándote y durmiendo lo suficiente? Hagan una lista de lo que es el autocuidado para ustedes y traten de cumplirla. 

 

6. Prepárense: Tengan listas las maletas de viaje por si acaso. Los papeles, las llaves del auto, lo que necesiten. Prepárense y conversen sobre qué hacer si sucediera el peor escenario. Tengan en casa medicamentos básicos y comida; y dinero a la mano. 

 

7. Confía en Dios: Continúen con su devocional y oraciones. Mantengan la calma y confíen en Dios. Aunque no tenemos todas las respuestas, el mundo ha recorrido este camino antes; los cristianos hemos recorrido este camino antes: pandemias, enfermedades, crisis… no son nuevos. Entonces, tengamos esperanza y pidamos a Dios que nos dé la sabiduría para este momento.

Hijos de la Tercera Cultura