Una labor llena de desafíos

Trabajar en la traducción de la Biblia, como cualquier otro trabajo, presenta desafíos que pueden afectar a los diferentes equipos y, aprender a manejarlos y superarlos, definirá el éxito o el fracaso del proyecto. A los desafíos propios de la labor de traducción que dificultan el proceso, se le suman las preocupaciones de cada uno de los miembros del equipo, sus relaciones con la comunidad y también con las condiciones de trabajo. “La financiación siempre es un desafío mayúsculo, pero también condiciones como no tener agua potable, internet de calidad y luz estable nos ha condicionado en el pasado”, comenta Maynor Mora, traductor en Guinea Ecuatorial.

¿Cómo desarrollar un buen trabajo y mantenerse enfocado cuando no se sabe si se tendrá el dinero suficiente para continuar? ¿Si habrá luz durante la noche para seguir trabajando? La falta de condiciones básicas puede afectar el desempeño del grupo, pero a la vez permite que la confianza en la provisión de Dios aumente.

De acuerdo con Maynor, otra de los principales inconvenientes para los misioneros latinos tiene que ver con la obtención de visas, ya que por temporadas se dificulta, produciendo un mayor estrés en los traductores. “También tenemos desafíos espirituales, definitivamente el enemigo no quiere ver personas libres por el conocimiento de la verdad”, agrega.

Pero ¿cómo podemos ayudar a quienes se encuentran en esta labor? Ahora que conocemos algunas de sus luchas, podemos no solo recurrir a la oración, sino también a mantener el contacto con ellos para renovar sus ánimos y a enviar apoyo financiero que en cierta medida pueda aliviar la carga, ayudándoles a recordar que Quien los envió, no los dejará nunca.

Labor
Traducción Bibilica
Categoria: